Cómo evitar otra crisis financiera según Saïd Business School

Cómo evitar otra crisis financiera
Cómo evitar otra crisis financiera

Todas las naciones se han puesto manos a la obra para dar con la fórmula que les saque de la crisis, pero ¿Están buscando también cómo evitar caer en otra? Un estudio de SaIid Business School releva que la política ‘business as usual’ o mantener todo como está, no debería ser una alternativa a tener en cuenta.

El impacto de la crisis financiera todavía se está reflejando en la economía y política global, además de estar afectando al día a día de millones de personas. Pero mientras los efectos de la misma se expanden y se buscan fórmulas para fomentar el crecimiento, hay un debate paralelo, quizás menos urgente pero igual o más importante acerca de qué ocurrió, qué deberíamos haber visto venir y no vimos, qué podemos aprender para el futuro y qué podemos hacer ahora. Ningún gobierno ha encontrado la respuesta perfecta aunque sí han emprendido acciones hasta cierto punto reflejas, como los paquetes de estímulo y algunos cambios regulatorios.Ahora un nuevo estudio del Beyond the Financial Crisis Scenario Group (Grupo Más Allá de Escenario de Crisis Económica traducido al castellano) dirigido por Angela Wilkinson, directora de Investigaciones Futuras y Planificación de Escenarios del Institute for Science, Innovation and Societe (InSIS) de Saïd Business School ahonda en las causas de la crisis y su verdadera naturaleza. La investigación  releva las mentalidades y comportamientos que nos hacen aún vulnerables a futuras crisis de magnitudes similares y consecuencias igualmente devastadoras. Según parece, hemos aprendido poco de la crisis financiera.

El informe presenta nuevos enfoques para entender lo que realmente ocurrió y el desarrollo de una comprensión más profunda de riesgo. Concretamente, destaca los errores en la forma de pensar y actuar de buena parte del sector financier y propone fórmulas alternativas de plantear la situación para afrontar mejor la incertidumbre y prepararnos mejor para un futuro lleno de incógnitas.

Los resultados del estudio también indican que la crisis de las hipotecas subprime no son el causante del colapso del crédito, pero sí lo que provocó la crisis general del sistema, ya que todos los mercados financieros se basaban en fundamentos igual de inestables como las tristemente famosas hipotecas de alto riesgo. Por eso mismo, se puede considerar que la crisis financiera no fue un hecho aislado, sino el anuncio de futuros fallos sistémicos, porque también se han utilizado otras premisas futuras igualmente falsas para respaldar la gestión de otros sistemas.

El informe indica que se han producido errores a la hora de valorar los riesgos sistémicos y generales en los servicios financieros. En este sentido, la forma en la que se determinaba el coste de los riesgos por parte de las organizaciones de servicios financieros no cubría todos los costes y permitió a las organizaciones trabajar con capital insuficiente para asumir el coste del riesgo sistémico del mercado.

A esto hay que añadir que los primeros signos y voces críticas con la forma de evaluar el riesgo fueron ignoradas. Estas voces, de hecho, siguen sin tomarse realmente en cuenta y el peligro continuará si no encontramos una fórmula para remediar algunos de los defectos fundamentales inherentes a nuestros sistemas financieros. Desde la escuela considera que el modelo económico estándar ha fenecido. Y es que los principios económicos en los que gran parte del sector financiero se basa, como la hipótesis del mercado eficiente, la causalidad lineal y medios comunes de cálculo de la volatilidad del mercado, ya no son aptos en el complicado, complejo y rápidamente cambiante entorno de mercados actual.

Supuesto muy arraigados en la toma de decisiones, como la confianza en el análisis cuantitativo y una fe en el comportamiento de los agentes económicos, deben rearticularse y supervisarse de nuevo. La clave radica en conseguir estar más cómodos reconociendo que existen incertidumbres y los límites de nuestra comprensión de muchos instrumentos financieros, así como para hacer frente a la ignorancia social que impregna nuestras instituciones financieras.

El informe ofrece dos escenarios basados en la crisis financieras como medio para reflexionar de forma más profunda acerca de la naturaleza de los riesgos, las incertidumbres y la forma en la que gestionamos el mundo. Al desarrollar dos posibles historias sobre podemos superar el colapso del crédito se impulsan nuevas alternativas y un enfoque diferente a cada acción que se puede tomar.

Los dos escenarios- Crecimiento y Salud- tratan de que permanezcamos abiertos a un cambio de idea sobre la naturaleza de los problemas a los que nos enfrentamos y las decisiones y alternativas existentes. El primer camino, denominado Crecimiento, se caracteriza por utilizar supuestos y herramientas financieras habituales hasta la fecha, pero con un mayor grado de supervisión y transparencia, además de un cambio cultural y en las estructuras reguladtoras. Por su parte, el segundo camino, el de Salud, se fundamenta en un profundo cambio de énfasis en las oportunidades financieras para la salud del sistema financiero en su conjunto y su interdependencia con otro sistema. En conjunto, ambos escenarios presentan un conjunto de herramientas o un marco para el desarrollo de una mayor comprensión de los riesgos sistémicos.

Fuente:WaytoMBA.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s