E-learning: estudia un postgrado online

Algunos posgrados virtuales pueden costar igual o más que los presenciales.
Los cursos ofrecidos pueden ser completamente virtuales o requerir alguna participación presencial.

La tecnología te permite estudiar lo que quieras, donde quieras, aun si dispones de poco tiempo.

¿Qué es la formación a distancia?
En la llamada “era virtual”, las universidades y los centros de enseñanza han encontrado en la red un poderoso aliado para volver a llenar sus matrículas, aunque las aulas presenciales queden semivacías.

“Las universidades finalmente están entendiendo que el nuevo modelo educativo tiene que ver con adecuarse a las necesidades de los tiempos” afirma José Luis López Aguirre, doctor en Ciencias de la Información.

Actualmente, la especialización se ha vuelto un requisito indispensable para ascender a mejores puestos laborales, sin embargo, el ritmo de la vida actual deja poco tiempo para la formación extra curricular.

¿La solución? Apuntarse a un postgrado online que permita combinar ambas exigencias, y donde el alumno pueda llevar su propio ritmo de estudio.

¿Cuáles son las ventajas?
Para los alumnos, las ventajas no son pocas: este tipo de enseñanza permite casi siempre inscribirse en cualquier momento del año, mientras que el abanico de posibilidades en los ámbitos de estudio, crece día con día en las universidades del mundo.

Los estudiantes que opten por esta vía, pueden adjudicarse las materias que se sientan capaces de llevar en un curso, evitarse los traslados y las horas muertas, y contar -en la mayoría de los casos- con una atención casi siempre personalizada de por lo menos un tutor, que dará seguimiento a su desempeño.

Otro de los grandes atractivos de este nuevo modelo es la posibilidad de tener un diploma de prácticamente cualquier institución, de cualquier parte del mundo en donde se imparta el curso que se desea tomar.

Obtener una especialización online hoy en día, prácticamente requiere de dos premisas básicas: el compromiso del propio estudiante de cumplir con las exigencias propias del curso, y por supuesto, contar con una computadora y una conexión a Internet, que le permita seguir el desarrollo de sus estudios.

Precios iguales, exigencias distintas
Aunque en Latinoamérica en general y en México en particular, el llamado e-learning todavía no está lo suficientemente extendido, lo cierto es que las instituciones de mayor renombre a nivel global han desarrollado y perfeccionado este método, por lo que, con el sistema a distancia, es posible estudiar lo que se quiera en donde se quiera.

Y aunque la tecnología une, lo cierto es que la economía todavía es el factor de separación: a diferencia de lo que podría creerse, un postgrado online puede ser igual o más caro que un curso presencial, y a esto habría que añadir que para el buen desempeño y la consecución del diploma, el estudiante deberá tener un adecuado acceso a la tecnología.

La computadora debe ser de ciertas características que soporten el seguimiento del curso, se debe contar con una conexión a Internet preferentemente rápida, y en no pocas ocasiones, tener también aditamentos especiales como micrófonos, cámaras de video, grabadoras, etc.

Para el doctor José Luis López Aguirre, especialista de la Universidad Panamericana en temas de comunicación digital, el perfil de quienes participan en este tipo de cursos es distinto al de los cursos presenciales, una regla que aplica tanto para los alumnos como para los profesores, puesto que las exigencias y el nivel de compromiso personal son mayores:

“El reto para ambos es saber usar las herramientas de este nuevo sistema y sacar el mejor provecho de ellas, pues ante la ausencia del contacto interpersonal, muchas veces el esfuerzo para obtener el resultado deseado es mayor. La tecnología es un aliado, y estudiar desde tu casa o tu lugar de trabajo es una gran ventaja, pero quienes estudian un postgrado online deben tener presente que eso no significa estudiar menos, sino antes más bien, todo lo contrario”.

Saber idiomas y manejar el lenguaje
Para inscribirse a un curso online en una universidad del extranjero, el conocimiento de idiomas siempre será útil, pues este tipo de postgrados suelen conjuntar a profesores y alumnos de muy diversas nacionalidades.

El inglés es probablemente el idioma que más predomina hoy en día en los cursos con carácter multicultural que ofrece la red, sin embargo, para los hispanohablantes hay una buena noticia: muchos de los cursos que ofrece la enseñanza a distancia se están realizando en español, debido precisamente al enorme mercado que suponen para las universidades los aproximadamente 500 millones de personas en el mundo que lo hablan.

Pero idioma no es lo mismo que lenguaje: la educación a distancia exige también del alumno cierta familiarización con los códigos de la informática actual: saber usar un chat, asistir a la discusión en un foro virtual, preparar y comprimir documentos, dominar ciertos programas, participar activamente en grupos y redes sociales, realizar videoconferencias, etc.

En suma, saber usar -o aprender a usar- un lenguaje propio del mundo virtual, que le permita dar el correcto seguimiento al postgrado de su elección.

E-learning: modalidades y grados
Depende de gustos y depende de presupuestos. Actualmente la oferta de cursos a distancia es asequible prácticamente para todo aquel que tenga una computadora, conexión a Internet y ganas de formarse.

Algunos cursos son completamente a distancia, sin que el alumno deba jamás pisar la institución que le otorgará el título: todos los trámites, asesorías y evaluaciones, se hacen a través de la red; de hecho, algunas universidades ya ni siquiera tienen edificios físicos, y existen solamente a “nivel virtual”.

Otras instituciones en cambio, ofrecen programas mixtos, con materias y evaluaciones tanto presenciales como online, y dependerá casi siempre de las preferencias del alumno, aunque ciertamente algunas instituciones todavía hoy exigen que los exámenes se realicen personalmente, aunque toda la formación previa haya sido en línea.

Lo que sí es ineludible, es que la formación a distancia está evolucionando muy de la mano con las propias herramientas que la tecnología pone a nuestro alcance.

Hoy es posible estudiar a través de blogs, webinar (seminarios online), campus virtuales, foros, chats, correo electrónico, videoconferencias y teleconferencias.

Creo sinceramente que la educación del futuro tenderá a crear un modelo que combine lo mejor de ambos sistemas. Porque tanto la tecnología como la interacción personal son necesarios para una educación de calidad“, concluye el especialista en temas multimedia de la Universidad Panamericana José Luis López Aguirre.

Fuente: CNN Expansión (Autor:Cristina Ávila-Zesatti)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s